Impacto ambiental

Los aerosoles y la contaminación del aire

Los aerosoles y la contaminación del aire

La contaminación del aire es provocada por diversas sustancias en el aire, como óxidos de azufre y nitrógeno, monóxido de carbono, material compuesto por partículas, y compuestos orgánicos volátiles (COV). Los COV son materiales que, en presencia de la luz del sol, son capaces de producir gas ozono en la capa más baja de la atmósfera de la Tierra (la tropósfera). El ozono que se encuentra en la tropósfera puede producir una calidad de aire inferior y la aparición de “esmog”. 

La mayoría de los COV se genera a partir de las emisiones de los vehículos, los procesos industriales y los procesos de combustión. Las plantas y los animales también producen COV. En décadas recientes, las autoridades en todo el mundo han limitado el nivel de emisiones de COV producidos por el hombre, en particular de los vehículos y los procesos industriales, lo que ha tenido como resultado una disminución notable de los niveles de COV en la atmósfera1.                

COV en antitranspirantes y desodorantes

Los COV se utilizan en productos de uso diario, como antitranspirantes y desodorantes, para desempeñar funciones importantes como disolventes, propulsores y fragancias, entre otras. Con el transcurso de los años, se ha optimizado el uso de los COV en productos de consumo con el fin de brindar a los consumidores un rendimiento eficaz y a su vez generar un impacto mínimo en el medioambiente.


Referencias:

1.   The VOC Solvents Emissions Directive 1999/13/EC

Compartir esta página: