Medio Ambiente

Los aerosoles y su repercusión en el medio ambiente

La contaminación atmosférica está causada por la presencia en el aire de sustancias como el nitrógeno, el monóxido de carbono y los compuestos orgánicos volátiles (COV). Los COV son contaminantes que, en contacto con la luz solar, pueden producir gas de ozono en la capa más baja de la atmósfera terrestre. Esto puede ocasionar el deterioro de la calidad del aire, dando lugar a la formación del «smog».

Los COV están presentes en productos de uso cotidiano como pinturas y adhesivos, pero también se pueden encontrar en antitranspirantes y desodorantes donde actúan, por ejemplo, como disolventes, propelentes y perfumes. El uso de COV en productos de consumo como aerosoles ha ido cambiando en los últimos años para asegurar una repercusión mínima en el medio ambiente.


article_IMAGE 15 Aerosols and Air Pollution.jpg


Los últimos avances tecnológicos han contribuido a reducir la contaminación atmosférica y la repercusión en el medio ambiente de antitranspirantes y desodorantes.

En Unilever hemos comprimido los botes normales en botes más pequeños, disminuyendo el tamaño de los envases y la cantidad de gas en su interior, para reducir su repercusión en el medio ambiente. Hemos rediseñado el sistema del aerosol, reduciendo la cantidad de gas necesario para emitir la misma dosis de producto en cada aplicación. Gracias a esto, los botes comprimidos duran más y funcionan igual de bien que los botes normales, pero reduciendo el impacto ecológico en un 25 % por envase.

Compartir esta página: