Problemas con el sudor

CÓMO GESTIONAR LOS PROBLEMAS CON EL SUDOR

La sudoración normal puede controlarse fácilmente usando antitranspirantes o desodorantes y cambiando hábitos en tu rutina diaria de higiene. Tu médico o profesional sanitario también pueden asesorarte.

Consejos de higiene y cuidado personal para controlar la sudoración

Para casos leves de olor corporal o de pies, pueden ser útiles algunas recomendaciones sencillas sobre higiene y cuidado personal. Las siguientes indicaciones también pueden ser beneficiosas si se siguen a la vez que otros tratamientos para problemas de sudoración más graves.


article_IMAGE 6 Managing sweat problems.jpg

  • Usa antitranspirantes a diario, ya que ayudan a reducir la sudoración en la zona axilar.
  • Evita ropa estrecha y tejidos sintéticos como el nailon o el poliéster, especialmente en la zona de las axilas. Las fibras naturales como el algodón son más transpirables y ayudan a que el sudor se evapore.
  • Intenta ducharte justo después de hacer ejercicio y sécate concienzudamente después, pues las bacterias prefieren los lugares húmedos.
  • Si tu problema es el sudor nocturno, prueba a dormir con menos capas en la cama, usa menos mantas o un edredón más fino.
  • El alcohol y la comida picante pueden ser detonantes de la sudoración, así que evítalos o reduce su consumo.

Antitranspirantes y desodorantes

El uso de antitranspirantes o desodorantes es una manera común y eficaz de luchar contra la sudoración y el olor corporal moderados. Tanto los desodorantes como los antitranspirantes controlan el olor corporal eliminando las bacterias presentes en la superficie de las axilas. Los antitranspirantes tienen la ventaja añadida de contar con componentes que controlan y reducen el sudor.

¿Cómo funcionan los antitranspirantes y desodorantes para controlar la sudoración y el olor corporal? >>

Compartir esta página: