Problemas de transpiración

Tipos de problemas de transpiración

La transpiración es una función normal del cuerpo que nos ayuda a enfriarnos cuando hace calor y al hacer actividad física, manifiesta nuestras emociones, indica cambios hormonales y ayuda a combatir infecciones.Todas las personas que pasaron la edad de la pubertad experimentan transpiración axilar y el olor corporal que acompaña a la transpiración de esta parte del cuerpo1.

Para algunas personas la transpiración y el olor corporal pueden convertirse en un problema, en especial si se producen de forma excesiva o anormal. La transpiración excesiva puede ser notable en la ropa, causar incomodidad, o irritación de la piel, provocar vergüenza en situaciones públicas o sociales y afectar en gran medida la vida diaria a nivel práctico y emocional2

Tipos de problemas de transpiración

Olor corporal1

El olor corporal comienza en la pubertad cuando las  glándulas sudoríparas apocrinas comienzan a funcionar. Las bacterias naturales se alimentan de las secreciones de transpiración de la glándula apocrina y liberan desechos que originan el olor corporal. Por lo tanto, el olor corporal es un suceso normal cuando transpiramos durante o luego de hacer actividad física, o cuando sentimos emociones fuertes. La zona de las axilas puede tener un olor particularmente desagradable ya que las condiciones de calor o humedad son ideales para que las bacterias proliferen, y la transpiración tiende a evaporarse menos de las axilas.

Transpiración excesiva (hiperhidrosis)

Las personas que transpiran de forma excesiva (hiperhidrosis) también pueden experimentar un olor corporal excesivo debido a la transpiración adicional que se produce. El olor corporal también puede ser influenciado por los alimentos que consume; algunas personas advierten que los alimentos con un olor intenso como el ajo o el curry pueden hacer que la transpiración tenga olor.

El olor corporal normal puede mitigarse con baños o duchas habituales y el uso de antitranspirantes y desodorantes  que funcionan al cubrir el mal olor del cuerpo y reducir la transpiración y las bacterias que producen malos olores.

La transpiración excesiva, también conocida como hiperhidrosis, es una afección médica que hace que una persona transpire sin los desencadenantes normales de calor, actividad física o señales emocionales. Las personas que padecen hiperhidrosis pueden transpirar incluso cuando hace frío o cuando están en reposo3.

Se cree que la hiperhidrosis ocurre como resultado de glándulas sudoríparas hiperactivas que pueden producir hasta cuatro o cinco veces más transpiración de lo que normalmente se requiere en las manos, los pies y las axilas. Algunas personas pueden experimentar transpiración excesiva en todo el cuerpo, como resultado de afecciones médicas o medicamentos; esto se denomina hiperhidrosis secundaria3.

Se desconoce la causa exacta de la hiperhidrosis. Afecta aproximadamente al 3% de la población y puede tener un gran impacto en la vida de una persona, al afectar todo, desde su vida laboral, relaciones y vida social hasta la imagen de sí mismo4.

Si usted cree que podría tener hiperhidrosis, un farmacéutico local podrá asesorarlo sobre los productos de venta libre con la mayor eficacia disponibles en el mercado. Si su transpiración es particularmente intensa, entonces es importante que consulte a un médico o un profesional de atención médica. El médico podrá investigar su transpiración con más detalle y hablar con usted sobre algunas de las formas de controlar la transpiración excesiva.

Sofocos

Los sofocos pueden producirse justo antes o durante la menopausia mientras se producen algunos cambios hormonales en el cuerpo. Estos cambios hormonales afectan la forma en que el cuerpo regula su temperatura y, como resultado, la menopausia a menudo ocasiona problemas con la transpiración. Los sofocos también pueden presentarse con sudores nocturnos, intolerancia al calor, escalofríos y palpitaciones, los cuales pueden afectar en gran medida la vida diaria5.

¿Qué sucede durante un sofoco?Un sofoco es una sensación desagradable de calor repentino en la parte superior del cuerpo, a menudo seguido de transpiración profusa, que puede durar de 30 segundos a 30 minutos. Algunas mujeres advierten que tienen que llevar ropa adicional durante el día para cambiarse, mientras que los sudores nocturnos pueden ser tan intensos que empapan la ropa de cama y las sábanas, y perturban el sueño6Los sofocos son muy comunes durante la menopausia. Investigaciones han demostrado que hasta el 70% de las mujeres menopáusicas experimenta sofocos que pueden prolongarse de dos a cinco años durante el período de la menopausia6

 Cómo controlar los sofocos. Los sofocos, como los que se experimentan durante la menopausia, pueden afectar la calidad de vida. De hecho, los sofocos constituyen uno de los problemas más grandes que experimentan las mujeres durante la menopausia. 

Si experimenta sofocos o transpiración excesiva durante la menopausia, algunos consejos simples podrían ayudar a reducir la incomodidad y la vergüenza provocadas por estos síntomas7.

  • Evite usar ropa ajustada y fibras sintéticas como el nailon o el poliéster, en especial debajo de las axilas. Las fibras naturales, como el algodón, son más “respirables” y ayudan a que la transpiración se evapore. Del mismo modo, un sostén de algodón absorbe mejor la transpiración que uno de nailon. 
  • Use antitranspirantes a diario ya que ayudan a reducir la transpiración.
  •  El alcohol y la comida picante pueden ser un desencadenante de la transpiración, por lo tanto, trate de evitarlos o minimizarlos.
  • Mantenga su habitación fresca para ayudar a aliviar los sudores nocturnos. Una colcha o sábanas de algodón livianas pueden ser útiles.
  • Investigaciones han demostrado que realizar actividad física de forma regular y reducir o dejar de fumar puede ser beneficioso para las mujeres menopáusicas y podría reducir los sofocos8. 

Sudores nocturnos

Durante los sudores nocturnos, las personas experimentan transpiración intensa que puede empapar su ropa de cama y sábanas1. Los sudores nocturnos son una parte normal de la menopausia y también se producen cuando la persona está enferma o tiene fiebre. Durante un episodio de fiebre la temperatura corporal sube a medida que el cuerpo trabaja para combatir la infección. La transpiración se produce hacia el final de un episodio de fiebre y ayuda a enfriar nuevamente el cuerpo9.

Los sudores nocturnos también pueden producirse simplemente si hace demasiado calor en la habitación o si hay demasiadas mantas en la cama, o como un efecto secundario de algunos medicamentos. Si los sudores nocturnos se producen de forma regular y usted no está menopáusica, o si además tiene un episodio de fiebre prolongada, es importante que consulte a un médico o profesional de atención médica10 

Tipos de problemas de transpiraciónOlor a pie

Las plantas de los pies contienen una gran cantidad de glándulas sudoríparas, las cuales pueden ocasionar problemas de pies sudorosos y olor a pie. El calzado y las medias pueden contribuir a este problema ya que impiden que la transpiración excesiva se evapore, y dejan que las bacterias se alimenten de la transpiración, lo que produce mal olor. El término médico para olor a pie es bromodosisLa transpiración excesiva (hiperhidrosis), el calzado sintético y la mala higiene pueden contribuir a la bromodosis11

Cómo controlar el olor a pie >>

Referencias:

  1. Unilever. Facts about Sweating
  2. International Hyperhidrosis Society. The Effects on Patients' Lives: Social Embarrassment and Psychological Effects. http://www.sweathelp.org/english/HCP_Hyperhidrosis_Effects_Social_Embarrass.asp  (Last accessed 15.12.12) 
  3. Medline. Hyperhidrosis.http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/007259.htm  (Last accessed 15.12.12) 
  4. International Hyperhidrosis Society. Definition of hyperhidrosis  http://www.sweathelp.org/English/PFF_Hyperhidrosis_Definition.asp  (Last accessed 15.12.12) 
  5. Backstrom, T. (1995) Symptoms related to the menopause and sex steroid treatments. In: Non-reproductive actions of sex steroids. (Ciba Foundation Symposium 191), pp. 171-186, Wiley, Chichester 
  6. Kronenberg, F. (1994) Hot flashes: Phenomenology, quality of life, and search for treatment options. Expt. Gerontol., 29, 319-336 
  7. Embarrassing Problems. Flushing at the menopause http://www.embarrassingproblems.com/problem/blushing-flushing/flushing-menopause  (Last accessed 15.12.12) 
  8. Whiteman, Maura K. PhD; Staropoli et al.Smoking, Body Mass, and Hot Flashes in Midlife Women,Obstetrics and Gynecology 2003;101:264 –72 
  9. National Cancer Institute. Fever Sweats and Hot Flashes http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/supportivecare/fever/Patient/page2  (last accessed 15.12.12) 
  10. Mayo Clinic. Night sweats http://www.mayoclinic.com/health/night-sweats/MY00576/METHOD=print  (Last accessed 15.12.12) 
  11.   (Last accessed 15.12.12)http://www.nhs.uk/Conditions/bromodosissmelly-feet/Pages/Introduction.aspxNHS Choices.  Bromodosis (smelly feet) 
Compartir esta página: